Guia pràctica - Consejos básicos - Señales de tráfico - Tests de seguridad viaria
   Introducción
  » Consejos generales para circular en bicicleta
  » La bici en el campo y la montaña
  » La bici en la ciudad
  » La bici en la carretera
  » Los vehículos de motor y la bicicleta
  » Los peatones y la bicicleta
Introducción
 
En 1973, en plena crisis energética, Stuart Wilson  escribió en la conocida revista científica Scientific American un artículo que se convirtió en un clásico en referencia a la eficiencia energética de la bicicleta.
Con un consum de solo 0,15 calorías por gramo y por kilómetro, el ciclista encabeza la clasificación de eficiencia energética de todos los medios de transporte a tracción metabólica i mecánica.
Por el hecho de que con la bicicleta vamos tres o cuatro veces más rápido que a pie, con un esfuerzo que és solo un tercio del que hace un peatón, difícilmente se puede excluir la bicicleta de los planes de mobilidad, si éstos han de ser sostenibles en el horizonte del 2010.

La bicicleta es la mejor opción para trayectos urbanos de menos de 7 km y muy buen complemento del transporte público en distancies más grandes. En algunas comarcas, la recuperación de antiguos trazados de ferrocarril ha permitido la creación de vias verdes ideales para hacer cicloturismo. En las ciudades, se ha avanzado mucho a la hora de dar facilidades para el uso de la bicicleta, aumentando la red de itinerarios, creando aparcamientos i señalitzación específica, permitiendo el acceso de la bicicleta en el transporte público durante ciertos horarios, etc.

La bici ofrece numerosas ventajas:

Ocupa poco espacio y es económica,
Es el medio de transporte puerta a puerta más rápido en los recorridos por ciudad,
No emite gases contaminantes, ni hace ruido,
Permite hacer un ejercicio físico beneficioso para la salud, al alcance de todos.

Esta guia quiere permitir que todo el mundo pueda conocer las numerosas posibilidades que ofrerce la bicicleta. En este sentido encontraréis algunos consejos para pedalear con seguridad, tanto por la ciudad como por carretera, por campo y por montaña, animándoos a usarla o, incluso, que la bicicleta se convierta en el medio habitual de transporte durante todo el año.

Todos participamos en el modeli de mobilidad. Que la mobilidad sea sostenible no solo depende de las instituciones, sino también de lo que hace cada uno.